Movimiento y salud: consejos para evitar las lesiones en verano

En verano, la llegada del buen tiempo y las vacaciones animan a practicar actividades deportivas al aire libre. Todos queremos aprovechar los días soleados para realizar senderismo por el bosque, nadar en la piscina, o practicar deportes en la playa. Lo importante es que no olvidemos que, si no nos hemos ejercitado demasiado durante el resto del año, no podemos lanzarnos a practicar deporte como si fuésemos olímpicos. Porque nuestro cuerpo… ¡tiene memoria!

¿Pero no decimos siempre que el ejercicio físico es beneficioso para la salud? Sí. Sin embargo, un incremento repentino de nuestra actividad habitual sin la preparación previa adecuada pone a prueba nuestro organismo e incrementa el riesgo de lesiones.

Prepara tu cuerpo para el ejercicio

El equipo de fisioterapia de Clínica TodoSaúde, profesionales de la salud expertos en dar respuesta a los problemas o lesiones que implica la práctica deportiva, nos da unas sencillas pautas para evitar que una inoportuna lesión nos obligue a quedarnos en el banquillo todas las vacaciones.

  1. Realizar ejercicios de calentamiento y estiramientos: nuestros músculos necesitan que los preparemos antes de someterlo a un ejercicio intenso, sobre todo cuando no lo realizamos con regularidad.
  2. Comprender bien la correcta ejecución del gesto deportivo: los movimientos mal realizados aumentan el riesgo de sobrecargas. Por ejemplo, si vas a practicar kayak, dedica un tiempo a aprender correctamente el movimiento de paleo para evitar problemas posteriores.
  3. Hacer un correcto enfriamiento: ir descendiendo la actividad progresivamente y realizar estiramientos al finalizar nos garantizan una buena vuelta a la calma y evitarán las temibles agujetas.
  4. Optar por actividades de medio y bajo impacto, descansando con frecuencia.

Otros consejos prácticos para realizar ejercicio en verano

  • Los mejores momentos para realizar ejercicio son las primeras horas de la mañana o la caída de la tarde, cuando la incidencia de los rayos del sol es menor, evitando las horas centrales del día.
  • Elige lugares sombreados: tanto si vas a realizar senderismo, running o andar en bicicleta, como si vas a realizar actividades como baloncesto o fútbol.
  • Utiliza ropa transpirable y calzado adecuado: las sandalias no son nunca la mejor opción. También es aconsejable usar gorro y gafas de sol.
  • Abandona la actividad si aparecen calambres o sientes mareos, náuseas o síntomas de desmayo, que pueden avisar de que se está sufriendo un golpe de calor o deshidratación. Lo hemos visto en las olimpiadas de Tokyo, ni siquiera los deportistas más preparados están libres de este riesgo. Descansa a la sombra y bebe hasta recuperarte.

Recordad que en Clínica TodoSaúde tenemos a vuestra disposición un equipo de fisioterapia y osteopatía, integrado por las fisioterapeutas Alicia Regueiro CastroÁngela Gende Fieira y Níria Martínez Manso. Nuestras profesionales atenderán tus consultas con el objetivo de mejorar tu calidad de vida y podrán aconsejarte sobre el ejercicio más adecuado para tí. Y para garantizarte unas vacaciones tranquilas, no olvides seguir nuestros consejos para evitar las enfermedades de verano más comunes y revisar las pautas para proteger nuestra piel del sol

Publicado en Sin categoría y etiquetado , , .